Nuestra costa

Busturialdea

  1. Urdaibai
Urdaibai

Fuente/foto: quaebella.es

Urdaibai se halla enclavada en plena vertiente atlántica del País Vasco. La integran varios valles escuetos, volcados al mar a través de un estuario. En ellos perdura una completa representación de los ambientes típicos de la Cornisa Cantábrica. Desde los acantilados y playas de la costa a los bosques y ríos del interior, pasando por las marismas y vegas fluviales, en ella concurre probablemente la mayor diversidad paisajística y ecológica de la Comunidad Autónoma de Euskadi, albergando especies de indudable valor naturalístico. Posee Urdaibai numerosos yacimientos arqueológicos y vestigios históricos, muchos de ellos de gran valor a la hora de entender los primeros estadios de la presencia humana en la Región y desentrañar su capacidad de transformación del paisaje. En tanto que núcleo germinal de Bizkaia, esta zona ha desempeñado un importante papel en el desarrollo social y económico del País Vasco.

  1. Gernika
  • Casa de Juntas y árbol de Gernika
gernika

Fuente/Foto: bizkaiacostavasca.com

gernika 2

Fuente/Foto: elcorreo.com

Gernika ha sido durante siglos el lugar de reunión de los pueblos de Bizkaia. En el siglo XIV se documentan por primera vez las reuniones bajo su hoy en día tan famoso árbol. Se trataba de conformar un conjunto de leyes con el sistema de representación ciudadana. La Casa de Juntas y el Árbol de Gernika son por lo tanto una visita obligada, siendo símbolos vivos de la historia del Pueblo Vasco. La Casa de Juntas, se alza junto al roble foral, punto de encuentro de todos los territorios de Euskal Herria aunados en una misma tradición cultural y etnográfica y traspasando todo tipo de fronteras políticas. En la actualidad acoge actos tan especiales como la toma de posesión y el juramento del cargo de Lehendakari o del Diputado General.

  • Horario: Todos los días de 10.00-14.00 y de 16.00-18.00. En junio abierto hasta las 19.00/ Servicios: ser requiere cita previa. Visitas guiadas en euskera, español e inglés.
    Precio: entrada gratuita / Teléfono: 94 625 11 38
  • Museo de la Paz
Museo de la paz

Fuente/Foto: gernika-lumo.net

Museo interactivo que nos traslada al 26 de abril de 1937, día en que las bombas y el fuego reducirían a escombros las calles de la villa de Gernika. Su completa e impresionante exposición fotográfica, así como los emotivos audiovisuales que cuentan con los testimonios de los supervivientes de la tragedia, hacen de este lugar una visita obligada.

  • Horario: de martes a sábado de 10.00-19.00, domingo de 10.00-14.00
  • Tarifas: Entrada 5€ /Reducida 3€/Domingos gratuito/Visitas guiadas para grupos 28€
  • Contacto: Teléfono: 94 627 02 13/Email: museoa@gernika-lumo.net
  1. Kortezubi
  • Cueva de Santimamiñe
cueva

Fuente/Foto: santimamiñe.com

La Cueva de Santimamiñe, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008, es el yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia. Con serva restos de sentamientos humanos de hace más de 14.000 años y alberga en su interior casi medio centenar de pinturas rupestres que datan del periodo Magdaleniense del Paleolítico Superior (13.000 a.C.). En ellas aparecen representados diferentes animales, como bisontes, caballos, ciervos, cabras y osos pardos. La cueva posee, además, numerosas formaciones de estalactitas y estalagmitas de gran belleza. En la actualidad, está cerrada al público, pero es posible contemplar la riqueza de su interior a través de los recorridos virtuales en 3D que se realizan en el Centro de Interpretación. Los visitantes también pueden acceder al yacimiento arqueológico situado en la entrada de la cueva.

  • Visitas guiadas (1 hora y media)
    • De lunes a domingo: 10.00, 11.00, 12.00, 13.00, 15.30, 17.00, 17.30
    • De martes a domingo: 10.00, 11.00, 12.00 y 13.00
  • Precios
    • General 5€/Grupos (mínimo 10 personas, máximo 20) 3€/Menores de 6 años: gratuito
  • Es necesaria una cita previa
    • Teléfono 94 465 1657/ 94 465 1660/Email: santimamiñe@bizkaia.net
  • Bosque de Oma
Bosque de oma

Fuente/Foto: bosquedeoma.com

El bosque pintado o bosque de Oma es una obra del pintor escultor Agustín Ibarrola el cual pintó los troncos de los árboles, principalmente pinos, figuras humanas, animales y geométricas. Tiene un total de 47 figuras pintadas que puedes seguir en el mapa del recorrido. Es una obra muy original y diferente a la cual se le añade un bello paseo por la naturaleza entre pinos, robles y castaños. Enlace: http://www.bosquedeoma.com/bosque-de-oma/

  1. Bermeo
bermeo

Fuente/foto: viajar.elperiodico.com

Fundada en 1236, Bermeo ostentó el título de “Cabeza de Vizcaya” desde el año 1476 hasta 1602, siendo la principal población del Señorío de Vizcaya. Es por ello por lo que Bermeo gozó de ciertos privilegios y en la villa se realizaban las juras que los reyes realizaban en la iglesia de Santa Eufemia cada vez que visitaban la provincia. Actualmente, se trata de una villa arraigada a la tradición marinera, ya que su economía se basa mayoritariamente en la pesca y en las conservas de pescado.

  • Gaztelugatxe
Gaztelugatxe

Fuente/foto: elmundo.es

Es un islote de la localidad vizcaína de Bermeo que está unido al continente por un puente de dos arcos. Sobre la isla hay una ermita dedicada a San Juan que data del siglo X. El acceso se puede realizar desde la carretera que une Bermeo con Baquio (BI-3101).

  1. Lekeitio
Lekeitio

Fuente/foto: lekeitio.com

Situada a orillas del golfo de Vizcaya en la cornisa cantábrica, Lekeitio es un destino turístico importante. Un paisaje privilegiado adornado con la isla de San Nicolás y la ría del Lea y con dos amplias playas hacen que la tradicional fuente económica, la pesca, sea sustituida por el turismo.

Margen izquierda

  1. Puente colgante
Puente colgante

Fuente/Foto: guggenheim-bilbao.es

El Puente de Vizcaya, creado entre 1887 y 1893, es el puente transbordador más antiguo del mundo, y aún hoy sigue en pleno funcionamiento. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue inaugurado en 1893 y es obra del arquitecto Alberto de Palacio. La estructura mide 45 metros de altura y 160 de longitud, y atraviesa el río Nervión, uniendo las localidades de Portugalete y Getxo. Se trata de una obra revolucionaria, ya que fue el primer puente transportador del mundo que permite al mismo tiempo la navegación por el río, gracias a una barquilla suspendida que se desplaza de una orilla a otra. Esta técnica fue después utilizada en muchos puentes similares de Europa, África y América.